Miguel Vidales | Canon. Mateo Maté
1164
post-template-default,single,single-post,postid-1164,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Canon. Mateo Maté

 

La exposición «Canon» de Mateo Maté, hecha ex profesa para la Sala Alcalá 31, nos invita a reflexionar a lo largo de un recorrido laberíntico de diversos caminos, como

el ser humano ha deambulado por las reglas de belleza y como no solo hay un camino, no solo hay un canon.

A partir de este laberinto empieza el juego de los diferentes roles de belleza comparando varias copias de época y otras esculturas manipuladas

realizadas para la muestra.

  

El canon basado en el numero de cabezas (griego o romano) esta muy representado, una de las piezas formada con el torso de Belvedere y una cabeza de caballo impresiona, hace al espectador entrar en el ambiente. A la vez que se pueden ver que las copias se han mutilado en el tiempo, donde se suponía el canon de la belleza clásica, ya no esta.

 

La exposición en su dialogo reflexivo nos lleva a comparaciones casi nunca vistos como cánones envejecidos, gordos o con rastros negroides (en el pensamiento occidental).

La cabecera la preside un Cristo sin brazos y un cadaver en huesos levantando el brazo, estas representaciones nos gobia en sintonía de la normalidad de ver siempre los brazos en los crucificados,

y un cadaver erguido cual David. Nos cuenta como la sociedad dependiendo de su educación puede variar en sus cánones y no aceptar otros.

La visita nos la complementa con la posibilidad de subir a la primera planta y disfrutar de toda la instalación como quien se encuentra

en una academia de bellas artes, limpia, clara y diáfana.

 

Una visita mas que recomendable y como se puede investigar, experimentar y exponer a través de representaciones clásicas,  sus modificaciones en modernas

instalaciones que en su diálogo nos hagan preguntarnos hasta donde nuestra educación en la sociedad pensamos que es lo correcto, normal o bello y lo

equivocado que puede estar.

Miguel Vidales

No Comments

Post A Comment