Miguel Vidales | El viaje de la periferia
367
page-template-default,page,page-id-367,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

El viaje a la periferia

     A lo largo de la historia humana siempre  ha habido un rasgo de unidad que nos ha hecho sobrevivir y cambiar el medio para progresar, ese lazo ha sido la comunidad, la sociedad.

 

     Todo lo que tenemos lo hemos organizado a través de conjuntos y circunferencias. Estas formaciones se realizan en torno a un centro y su alrededor , la periferia. Esta no deja de ser una parte del conjunto, aunque no le demos importancia, forma parte de la red complejamente creada, no deja de ser imprescindible para su funcionamiento.

 

    La periferia siempre ha sido el suburbio. El arrabal situado extramuros, indefensa, en el limite. En la actualidad se debate entre el abandono y la lucha de crear bienestar. De lugar de población de aluvión ha pasado a creador de un nuevo centro, con otra nueva periferia. La evolución para seguir progresando.

 

    Cual rosa de los vientos marcando las direcciones de un viaje, de un viaje de fuera adentro. Una mirada en la distancia , desde el límite, desde la linea que marca la periferia. Ese lugar abandonado, ese cinturón industrial, ese referente residencial entretejido con las redes de comunicación y servicio mirando siempre al centro.

 

   La periferia ese lugar de lucha y de intento de progresar donde se buscan espacios mas cómodos, un lugar donde la sociedad se hace mas madura.