Miguel Vidales | Like. Eduardo Nave
1200
post-template-default,single,single-post,postid-1200,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Like. Eduardo Nave

 

Esta exposición en el Centro de Arte de Alcobendas reflexiona sobre la fotografía en la actualidad, en como en la aldea global y con las nuevas

tecnologías se ha hecho mas importante decir lo que hago y donde estoy, pues pensamos mas en que les gusten a los demás,

que a disfrutar la experiencia y recordarlas, que era una de las cualidades de la fotografía en su nacimiento y recorrido, que ahora ha cambiado.

Toda la exposición es un recorrido dividida en capítulos a tipo de novela seriada que nos encamina hacia la resolución del trabajo que nos quiere mostrar el autor.

  

La muestra la divide en dos partes para adaptarla al espacio expositivo, una donde  de una manera mas formal y fotográfica navega como creador de imágenes,

planteando la dificultad de huir de las fotografías que nos inundan en la actualidad.

   

Así le concede a las piezas en su producción una sobriedad de galería en sus formatos, pero ya nos encamina a la dificultad de conseguir

fotos de descubrimientos y no de meros apuntes de yo he estado aquí.

La segunda parte de la exposición nos invita a recorrer un mundo atestado de gente que quiere protagonizar la foto, a través de los consabidos selfies, así abandona la propuesta

enmarcada y elegante, para llevarnos a imágenes directamente pegadas a la pared, dándoles el sentido de consumo rápido, imagines que se perderan cuando se consuman, cuando le

damos al like en nuestro teléfono, cuando se acabe la exposición.

   

A partir de esta parte rompe con la imagen fija y el recorrido nos lleva al video  para expresar la saturación en este momento de gente fotografiando y fotografiándose a través

de cinco pantallas con videos acelerados, de como es imposible disfrutar de cierta calma, como el consumo turístico es masivo y la prueba de este son lo que compartimos en las

redes sociales.

Una vez planteadas estas partes el autor define su posición para volver a encontrar imágenes fuera de estas masas o mejor dicho aprovechándose. Nos muestra una

instalación de tres pantallas donde nos enseña o mejor donde nos esconde las figuras humanas para crear fuera de lo que sería normal para compartir.

Tratando de huir a nuevas experiencias a nuevas creaciones nos sigue dando ejemplos de como el fotógrafo pasa  a recrear nuevas imágenes a partir de la concepción de estas en

el interior del mismo subconsciente para plasmarlas, como al final no es una captación sino una creación.

Para llegar a lo que realmente pueda ser un lugar virgen donde el descubrimiento sea puro y no este contaminado nos presenta otra instalación con

la luna como protagonista, unos de nuestros mayores símbolos de nuevas fronteras y conquistas.

Finaliza la muestra con su conclusión de como el creador de imágenes tiende a una representación del medio y se acerca mas a un pintor donde el autor saca de

subconsciente y su experiencia, su interpretación de sitios idealizados para plasmarlos.

Todo un recorrido por lo que representa fotografiar en la actualidad y sus dificultades en un mundo sobrecargado de imágenes.

 

 

Miguel Vidales

No Comments

Post A Comment