Miguel Vidales | Sociedad de masas
486
page-template-default,page,page-id-486,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Sociedad de masas

     La sociedad que hemos creado se apoya indiscutiblemente en cada miembro, y sin la solidaridad entre los mismos nunca se evoluciona, en la misma creación de nexos de unión es donde se cimenta el marco donde vivimos.  Pero la misma mirada que nos dice una cosa en su múltiple interpretación nos puede comunicar otra cosa, no unión sino dependencia, como unos siguen a otros,  dejan su incómoda “libertad” para decidir, y establecerse en el confort de dejarse llevar y autoconformarse con lo ya adquirido.  Ahí esta la disyuntiva entre individuo y masa, la masa en su colectividad no tiene alma, no ha de ser malvada pero si deja de ser emotiva y sensible, se deshumaniza, apoyémonos en ella en su justa medida,  con nuestro criterio propio para poder seguir evolucionando, creciendo, aprendiendo y mejorando en nuestras vidas.